Blog de Edenix - Equipos de descanso NIX Cuidamos de tu descanso

Consejos iniciales para conocer y probar un colchón

hecho por Edenix

revisado con fecha: 05/05/2016



Dormir en un buen colchón aumenta mucho la calidad de vida, sobre todo si tenemos en cuenta que pasamos al menos un tercio de nuestra vida descansando en un colchón. Los colchones pueden ser de muchos tipos, materiales y calidades pero empezaremos por lo primero y básico:

1. ¿Cómo duermes?

Si duermes boca arriba, en posición supina, sobre la espalda,debes escoger colchones duros. Si duerme de lado, te puede convenir un colchón de menor firmeza, que permita al hombro hundirse levemente, hasta encontrar una posición cómoda.

2. ¿Cuánto pesas?

Si pesas bastante, necesitarás colchones firmes, que ofrezcan buena sujeción. En un colchón blando te hundirías en exceso. Las personas más ligeras necesitan también colchones de mayor flexibilidad, que se adapten a su forma para repartir mejor el peso.

3. ¿Te mueves mucho?

Si te mueves mucho mientras duermes te conviene un colchón algo más duro que te permita girarte sin esfuerzo y con telas elásticas para no interrumpir el movimiento. En un colchón blando te hundirías demasiado, y te costaría girar, lo que resulta incómodo.

4. ¿Pasas calor?

Si pasas calor, sudas con facilidad o vives en un lugar cálido, los colchones de muelles pueden convenirte más, pues se ventilan mejor y son más frescos. Si eres friolero o vives en un lugar frío, los modelos de espuma, de látex o de material viscoelástico guardan más el calor.

5. Las medidas mínimas recomendadas son:

Para colchones individuales o de una plaza: El ancho mínimo de 90 cm (aunque también los hay de 80 cm) aunque para mayor comodidad y libertad en el descanso también los hay de 105 o de 120 cm, el largo debe superar en 15 cm la estatura del usuario (el largo estándar es de 190 cm, aunque también los hay de 180 cm, de 2 cm y superiores).

Para colchones de las camas de matrimonio: El ancho mínimo es de 135 cm (los hay también de 150 cm, 160 cm y de 200 cm). El grosor mínimo recomendado de 15 cm, siendo la medida más habitual entre los 22 y los 25 cm.

También decir que últimamente se están poniendo de moda los colchones de alturas mayores como, por ejemplo, los de 27 cm como medida superior más habitual

6. El colchón debe de servir de apoyo a la totalidad de la zona lumbar, esto se comprueba acostándose boca arriba con las piernas estiradas: se debe notar que la columna lumbar está apoyada en el colchón y que no forma un arco por encima de él. El colchón también debe ser firme y recto, no debe tener la forma de una hamaca, pero debe ser suficientemente mullido como para adaptarse a las curvas de la columna.

7. Para reducir el dolor de espalda lo mejor es un colchón de firmeza media. Un colchón muy duro, como el suelo o una tabla, es tan perjudicial como un colchón excesivamente blando, en el que la columna “flota” sin sujeción. Recomendamos un colchón blando para personas de menos de 70 kg, uno medio, hasta los 100 kg y uno firme si se supera dicho peso. Los colchones de muelles o HR suelen ser los de mayor firmeza, los de viscoelástica son intermedios y los de látex son los de menor firmeza.

8. Conviene que el colchón sea aireado cada dos o tres meses utilizando sus asas laterales y cuyos materiales de fabricación sean de alto grado de transpiración, sanitarios (antiácaros, antialergénicos y antihongos) además de termosensibles (absorban el exceso de temperatura y desprendan la misma cuando se precise)

9. Para cama de matrimonio lo mejor es tener zonas/lechos independientes en el descanso, la necesidad de moverse durante el descanso se reduciría y así nos mantenemos más tiempo en la fase de sueño profundo y mejoraremos la calidad de nuestro descanso. Para este tipo de descanso la mejor solución suele ser el escoger un colchón con núcleo de muelles ensacados o HR de firmeza alta y con acolchados en viscoelástica o látex para poder adaptarse al cuerpo.

10. Si deseas una base articulada, necesitas un colchón flexible(de espuma, de látex o de muelles ensacados).

11. Si eres alérgico al polvo o asmático, se recomienda usar un colchón de espuma o de látex con una funda lavable (salvo,claro está, que seas alérgico al látex).

Los acolchados sobre el núcleo de un buen colchón son muy importantes para adaptarse al cuerpo en el descanso


<<<  Atrás

Mapaxe debug console: Execution time in 0.00026641686757406 miliseconds and 2 mb of memory usage